El Anime Japonés

>> miércoles, febrero 15, 2006

Hace nada que he descubierto algo que me fascina: Los dibujos animados japoneses. Tambien llamados manga (comics) o anime (dibujos animados). Distan bastante de la idea que tenemos de ellos en España. Sobre todo porque los que llegan aquí son bastante faltos de calidad e ideas. Igual son los más baratos que se permite la televisión española como para sacarles rendimiento económico. La verdad es que los niños se tragan lo que sea.

Y entonces me he dedicado buscar información sobre las series que realizan en Japón. El contenido de estas series suelen ser bastante filosófico, son dibujos para adultos; pero no en el sentido de escenas de sexo (ya que carecen de ellas, frente a la opinión que se tiene en España, donde se creen que tiene un tilde sexológico).

Por de pronto, me he visto en un poco periodo de tiempo estas series, las cuales bajo de internet (y de forma legal, ya que los japoneses permiten la licencia en nuestro país):

Naruto: Es como el sustituto de Bola de Dragón. Es una serie lenta, pero bastante original. Tiene de vez en cuando algunos contenidos para pensar, sobre todo en el ámbito de la amistad.


Saikano (La última pequeña historia de amor jamás contada): Una hermosa historia de amor... en la que ya quisiera yo estar con alguien que ama tanto a su pareja como los protagonistas. Aunque las circustancias se producen dentro de la ciencia-ficción, la historia principal es el sentimiento entre la pareja.

Bleach: Tiene sus punto de humor, es menos "calienta-cocos" pero un guión muy original.


Gudman Seed: Estoy en ello. Esta es mas o menos inter-esterlar de esas. Poco contenido filosófico (estoy viendola ahora)

Haibane Renmei: Una obra maestra. Una hermosa situación. Me ha dado mucho que pensar, y debo verla otra vez, porque es para verla cuatro veces: por guión, por música, por gráficos...

Y me estoy bajando un montón más...

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO