REFLEX: Multicultura

>> sábado, octubre 22, 2005

Ayer cené con unos amigos de Alemania, que se habían pasado por Madrid.

Un tema que se toco durante un rato era el grupo de amigos que teníamos en Alemania: cada uno era de una zona diferente (Cataluña, Pais Vasco, Castilla, Andalucía), nuestas ideas eran muy diversas y chocantes, pensabamos en nuestro futuro de una forma distinta. Eso sí, todos nos divertíamos con lo mismo, nos reíamos de lo mismo, discutíamos muchísimo, pero siempre respetábamos al otro. Y es que tanta diversidad te abre la mente. Nunca rechazábamos a nadie, dejábamos opinar a todos y tolerábamos a todos. Esto nos hizo ser un grupo singular, y nunca he vuelto a estar en un grupo tan abierto.

Madrid, a pesar de ser una ciudad grande y receptora de muchas personas, no llega a ser tan abierta. Pero no es sólo Madrid: en San Sebastián, los que eramos abiertos eramos los que no vivíamos en Donosti. En general, viajar y plantearte conocer gente nueva abre mucho la mente.

Y personalmente pienso, que una vez con la mente abierta, hay que ir actuando abriendo los grupos. Provocar un choque en el que se tenga que conocer gente nueva y enriquecerse. Esto es, empezar a perderle el miedo a la gente.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO