... :::el Sol Naciente:::...

>> sábado, octubre 01, 2005

Sol Naciente... entiendo que es un nuevo Sol. Comienza un nuevo día, donde esperamos aprender algo, empezar algo nuevo.

Un amigo ha tenido un detalle conmigo. Hace tiempo, le dije a otro amigo que lo que me hacía sufrir es pensar que todo lo que hago... no vale para nada. Que no consigo ayudar a nadie, con lo que no me ayudaba a mi. Que no conseguía alegrar a nadie, pues no estaba alegre. Le pedí a Dios que me hiciese ver que algo de lo que hago vale para algo. No lo pedi por orgullo... lo pedí porque no sabía qué hacer. Desde entonces, mucha gente ha tenido detalles conmigo. Hoy, Cristian ha tenido una bien gordo, sin (creo) darse cuenta. Lo podeis ver en www.kopermm.tk

Y por la curiosidad, el comentario de Cristian pulsando aquí. Y si quereis, después de verlo, seguid leyendo aquí:

Ni imitación ni estilo. En Arquitectura siempre presentamos los proyectos e ideas en grupos. Pretenden enseñar a copiarmnos, a saber seleccionar las mejores ideas de los demás: trabajar en grupo. Tu has cogido algo bueno que has creido de mi, y seguro que lo mejoras. El azul... mola ;-)

4 han cogido un SUGUS:

Sergio sábado, octubre 01, 2005 12:45:00 a. m.  

¡Hola, Cristian!

Me has pillado jugando con mi nueva consola de videojuegos, ya que la anterior mía la perdí en unos de mis viajes en tren. Y como la gente es más importante que una consola, he parado para poder escribirte algunas cosas (je je)

Ya que te has metido en el mundo de los blogs, te dire cómo me he metido en esto de hacer un blog. Yo hice mi primer blog hace muchísimo tiempo. De hecho, no tenia herramientas informáticas como existen ahora. El primer blog con herramientas lo hice para aprender una nueva herramienta de programación. Como me salió bien, pues la apliqué con mis amigos de Alemania. La verdad, lo empecé a escribir porque me sentía sólo: fueron los 5 primeros meses que me pase en Madrid sin conocer a nadie; luego comprobé que los que lo seguían... era porque tambien se sentian solos. Vamos, era una especie de conexión para apoyarnos.

Pero también ví que mi vida no se podía basar en un blog o en gente que no tengo cerca: necesitaba el contacto con la realidad, por eso, una vez que se me estropeó por problemas de internet, dejé de hacerlo.

Debido a circunstancias de mi vida, me propuse conocer a mucha gente, proponerme hacer cosas que los demás veían muy extraño: plantarme delante de ellos y decir "¿necesitas ayuda?"... cosa que decía porque era yo el que la necesitaba, y una cosa que aprendí en la vida es que ayudar... te ayuda.

Con esto, me propuse otra cosa: intentar estar alegre delante de las personas, porque eso me alegra a mí y a ellas. Como ves, las dos propuestas "ayudar y alegrarse" son bastante egoistas, porque las hago por mí. Pero al final, repercute en los demás, y haces cosas buenas indirectamente.

Claro, tantas cosas alegres querían que se recordasen, que cuando ya no se tiene delante a los amigos, se pueda recordar la alegría... e hice una página web con las fotos.

Pero a medida que iba conociendo a la gente, me gustaba contarle que yo, a pesar de mi alegría, pensaba demasiado y me preocupaba por la gente. Entonces fue cuando empecé a incluir comentarios personales de reflexión. No quiero un blog triste, eso no se lee, pero sí un blog que encienda la llama del pensamiento en las personas.

Mi blog, es una mezcla de fotos, donde la gente recuerda situaciones; de reflexiones, donde la gente puede ver que hay personas que piensan en los detalles; de estudios y trabajo, donde la gente pueda ver que se puede trabajar con alegría y pasión; de canciones, porque la música es una forma de amar; de conversaciones con personas, porque los demás tienen su cosita que aportar al mundo y quiero que se sepa; de viajes, porque viajar abre la mente; en definitiva: de cambios: porque cambiar nos abre las puertas al amor, a la sabiduria y a la tolerancia; y, por supuesto, del único amigo que aunque le de la espalda, me seguirá queriendo, de Dios.

Con tantas cosas, mi blog no es una escapada de mi soledad, pretendo que sea una ayuda para los demás (porque me ayuda a mi). Pero si puedo, prefiero que los demás vengan a verme a mi casa a que lean mi blog (cosa que no consigo).

Espero que esto te ayude, pero preferiría comentartelo en persona. Hoy, ¡que casualidad!, me acordé de tí, y me pregunté si vendrías al coro de la parroquia este Domingo. Espero verte. Un abrazo, campeón.

Cristian sábado, octubre 01, 2005 1:54:00 p. m.  

Hola de nuevo amigo Sergio:

Sol Naciente, es un nuevo sol, una nueva luz que espero que alumbre a aquellas personas que están cerca de mí.

Yo creo que lo que haces sí que vale, he visitado tu web en multitud de ocasiones, leyendo los posts que publicabas. Me ha gustado mucho el continente y sobre todo el contenido. Me alegra mucho saber que te ha motivado, que has sentido que he tenido un detalle contigo, tan solo aprendí que es posible crar un espacio en el que uno se pueda sentir como en casa, y quería hacer algo parecido... Te aseguro que es prácticamente imposible mejorarlo, has conseguido algo grande, y eso solo lo sabes tú.

Un fuerte abrazo

JUAN (be´CAM),  lunes, octubre 03, 2005 6:32:00 p. m.  

ME METO EN ESTE DIALOGO DE DOS, porque esto del pedir me ha recordado una oración que me encanta, además de los anuncios del combo de estos días, y es que es muy importante saber pedir.

Un abrazo y esta oración con CARIÑO

be'CAM(que se llama jUAN)

PEDID Y SE OS DARÁ


Yo he pedido a Dios fuerza para triunfar;
Él me ha dado flaqueza, para que aprenda a obedecer con humildad.

Había pedido salud para realizar grandes empresas;
me ha dado enfermedad, para que haga cosas mejores.

Deseé la riqueza para llegar a ser dichoso;
me ha dado la pobreza, para que alcanzara la sabiduría.

Quise poder ser apreciado por los hombres;
me concedió la debilidad, para que llegara a tener deseos de Él.

Pedí un compañero para no vivir solo;
me dio un corazón, para que pudiera amar a todos los hermanos.

Anhelaba cosas que pudieran alegrar mi vida;
me dio la vida, para que pudiera gozar de todas las cosas.


No tengo nada de lo que he pedido;
pero he recibido todo lo que había esperado.
Porque, sin darme cuenta,
mis plegarias informuladas han sido escuchadas.

Yo soy, de entre todos los hombres, el más rico.

Sergio martes, octubre 04, 2005 2:42:00 p. m.  

Juan, esta oración se merece que la medite con un mensaje nuevo. ¡Gracias!

Publicar un comentario

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO