REFLEX: Andando despacio por el metro

>> sábado, octubre 08, 2005

Ayer, volviendo tranquilamente en metro de la reunión de catequistas, me dió por andar lento: No tenía prisa, por una vez, y quería dejar que pasase todo el mundo.

En esto, una pareja andaba delante de mi. Si se daban la mano. Estas situaciones me hacen sacar una mueca de alegría. Lejos de que estén o no siemrpe juntos, en ese momento se daban la mano.


Y ahora llego yo, y pienso ¿llegaré yo a estar bien así algún día? No ha llegado mi momento, lo tengo claro. Primero quiero hacer las cosas que estoy haciendo. Por ahora, lo que quiero es intentar que la gente se ilusione con cosas en su vida. Que si puedo ayudar, me dejen ayudar. Porque, como siempre digo, yo necesito que me ayuden dejandome ayudar.

Tengo muchos proyectos abiertos, pero el más impotante para conmigo es tener confianza en mí. Pero choca a veces con al confianza que deposito en los demás, porque a lo igual que yo necesito confianza, pienso que los demás les ayuda que alguien confíe en ellos.

De todas formas, ayer salí muy contento de la reunión de catequistas. Encontrarme con tanta gente que quiere hacer cosas por los demás... me encanta. Y que ninguno de ellos se crea que sabe más que los demás, tambien me encanta.

Debe ser una de las mejores formas de presentar un proyecto: con ilusión, en el que todos dejan hablar a los demás, en el que nadie te hecha abajo tu opinión con un "ESO NO PUEDE SER", sino con una sonrisa. Me encantó, en serio.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO