Viajes en el tiempo. Teleportación. PARTE 2 de 3

>> miércoles, abril 04, 2007

Este artículo es una continuación de Viajes en el tiempo. Teleportación PARTE 1 de 3.

Luego la posibilidad de teleportar para obtener velocidad de comunicación ya ha sido conseguida hoy en día. Con esto se nos permitiría comunicarnos al instante con la tripulación de una nave espacial: Ya que actualmente tardaríamos 20 minutos en comunicar una palabra con alguien situado en el planeta Marte.


Viajes en el tiempo. Pues... ejem, voy a explicar una cosa un poco rara. Nosotros (personas humanas de carne y hueso) estamos en cuatro dimensiones. Tres de ellas nos desplazamos con libertad: arriba, abajo, derecha, izquierda, pa'lante y pa'tras. Y una de ellas no tenemos libertad: el tiempo, en el cual sólo nos podemos desplazar pa'lante.

Pa'lante... pero ¡nadie nos ha impuesto a qué velocidad! Pues eso es verdad: pero, mas o menos, todos los seres humanos vamos a la misma velocidad.

Pues os voy a decir algo: Podemos viajar al año 3000 si queremos. Y os lo voy a explicar:

Los astronautas, cuando viajan al espacio, llevan un reloj. Deben llevarlo para saber a qué hora zamparse el pollo y la paella en estado liquido que llevan, y si llegan tarde a una cita dentro de la aeronave... Bueno, al lado tonterías, cuando un astronauta vuelve a la tierra, tiene el reloj atrasado.

¿Es que el reloj está "escacharrao"? Pues no, el reloj funciona perfectamente. Son sólo unos minutos (o segundos mas bien) pero, en ese tiempo, el astronauta a envejecido unos segundos menos que nosotros. ¿Y esto porqué es? Volvemos a la teoría de la relatividad, pero en otro punto.

No os voy a poner la fórmula (porque no me las sé, jajaja) pero sí os digo que el tiempo pasado es proporcional a la velocidad de la luz. Ejem... ya creo que me he metido en matemática. Mejor un ejemplo:

Si tenemos dos gemelos, y a uno de ellos lo metemos en una nave espacial y la lanzamos para que de vueltas a toda leche (=cerca de la velocidad de la luz) alrededor de la tierra, al volver a la tierra, el gemelo que se quedó será más viejo que el que viajó.

Si dicho gemelo hubiese viajado a 99'99% la velocidad de la luz y se hubiese quedado un año dando vueltas, al volver habría pasado ¡un siglo en la tierra!

Y si hubiese viajado a 99'9999% la velocidad de la luz, habrían pasado 1000 años en la tierra: ¡aquí tenéis los viajes en el tiempo! Eso si: son de no-retorno.

Problema A: a ver quién es el majo que inventa una máquina que viaje a tal velocidad. Y Problema B: ¿Viajarías sabiendo que lo dejas todo de lado? ¿Es necesario para un humano hacer estas cosas?

Y con estas preguntas ya dejo para el siguiente artículo la incertidumbre que crearía un viaje hacia el pasado en el tiempo (cosa que, realmente, considero imposible a la técnica humana).

FIN. Ir a la parte 3.

2 han cogido un SUGUS:

Miguel Angel viernes, abril 06, 2007 10:53:00 a. m.  

Y ahi esta la paradoja de los gemelos. Siendo "A" el de la tierra, y "B" el que viaja. Si cambiamos el punto de referencia. Para "B" es "A" el que se mueve a la velocidad de la luz, y por tanto deberia envejecer menos rapido, pero sucede al reves...

Sergio martes, abril 10, 2007 11:29:00 p. m.  

¡Pero Miguel! La velocidad de la luz es absoluta. No se puede hablar en este caso de relativismo de la persona A y B. En todo caso, la velocidad máxima de desplazamiento sería el doble de la velocidad de la luz, pero es relativa.

Hoy pensaba que la tierra, de por sí, va a una velocidad increible por el universo. Eso significaría que el tiempo, para nosotros, marcha mas lentamente, pero con respecto a otros "mundos".

Ahora bien... todos estamos en este mundo, luego relativamente vamos a la misma velocidad.

¿Porque me da la impresión de que estos temas sólo lo puedo discutir con los de Erlangen? jajajaja

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO