Miércoles de Ceniza

>> miércoles, marzo 01, 2006

Hoy quise ir un poquito antes a la parroquia, por si había alguien para tocar la guitarra en misa. La verdad es que no esperaba que hubiese nadie, con lo que me llevé la guitarra para practicar.

En esto estaba Adela en la portería, y me hizo muy feliz al decirme que me echaba de menos... porque por Felix Boix paso ya muy poquito.

En esto que me puse a tocar la guitarra y me la pidió para ver si se acordaba de cómo tocarla. y ¡vaya sorpresa! tenía mucha soltura tocándola y me enseñó algunas canciones y otros tantos ritmos. Creo que nadie me había enseñado tanto con la guitarra nunca. Al parecer, su hermano la toca perfectamente... y sólo de oido.

Hoy necesitaba que alguien me prestara un poquito de su tiempo, y Adela suele prestar mucho. Además, otra amiga también me ha prestado otro poquito hoy porque estaba un poco depre: me dijo que no debía afectarme tanto las cosas que me decía la gente... porque seguramente las dicen porque a ellos no les afectarían si se les dice lo mismo. LA verdad es que me afectan en exceso, y no me gusta. Si fuese por mi, me gustaria pulsar un botón con el rótulo "Borrar ya" y quedarme tan pancho. Sé que no es culpa de los demás, sino mia por dar demasiada importancia a las cosas. Aunque no lo puedo evitar: soy demasiado detallista.

Es un buen comienzo de Cuaresma: Cuando uno debe pensar las cosas (yo, que de principio ya las pienso demasiado) van dos personas y me ayudan un poquito. Y es que, frente a tantas piedras en el camino, a veces Dios te pone alguien que acompañe para que aprendas un poquito mas a esquivarlas.

Voy a intentar hacer para cuaresma algo cada día que me cueste: Quedar con alguien que no quedaría por pereza, adelantar un trabajo, o tener un detalle con alguien. Es lo único que puedo hacer para agradecer lo que me ayudan.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO