REFLEX: Motivaciones para estudiar

>> sábado, enero 05, 2008

Normalmente, estudiamos para obtener una meta. Y esa meta nos lleva a querer acabar desesperadamente una carrera. Por eso, acabamos estudiando cosas que no nos gustan, con tal de pasar "un ciclo". A día de hoy, la gente ve los estudios superiores como "otro ciclo obligatorio".

Sinceramente... creo que la gente es más feliz cuando aprende lo que le gusta, y le gusta aprender más. Encontrarías tu vocación ideal en el momento que te guste estudiarla y no quieras parar de estudiar nunca.

Pero para esto no requieres encontrar algo extraño o exótico: se puede estudiar cualquier cosa, cualquier carrera o cualquier trabajo. Uno de los los arquitectos más famosos del mundo fue Le Corbusier, el cual no hizo nunca la carrera de Arquitectura. Digamos que el era autodidacta y aprendía con la experiencia. El caso es que para hacer estas cosas hay que echarle... huevos, porque requiere equivocarte muchas veces.

Si nos centramos en una asignatura, podría decir que dependiendo del profesor, del libro y de las ganas de estudiar, puede llegarte a apasionar. Normalmente un mal profesor, que no sale ilusionar con su asignatura, lleva a odiar el libro y más aún a que se te quiten las ganas de estudiar.

Pero un buen libro puede solucionar esta tarea. El problema es encontrar "ese buen libro" y que te sirva para la meta que quieres obtener. El mejor libro son los resúmenes que hace uno para entender un todo.

Tiene mucho que ver la meta al estudiar "quiero aprender a usar el horno para poder hacer un pastel". Seguramente te lo pasarías pipa probando el horno, buscando recetas, midiendo tiempos... hasta que finalmente te sale un pedazo de pastel impresionante... pero que siempre es mejorable. Aunque puedes caer en el gran error: "No hago un pastel porque ya hay alguien que los hace mejor, y para eso voy a la pastelería". ¡Qué error! Si la cosa fuese "porque ya hay alguien"... te puedes morir, porque siempre habrá alguien.

Un motivo para estudiar es buscar el porqué te tiene que gustar esa asignatura. Yo tengo un secreto: cuando ya me sé la asignatura muy bien, un problema soy capaz de reducirlo a una pequeño mini-problema que debo hacer.. porque el resto ya me lo sé... me encanta. La pena es que una asignatura te la sabes muy bien cuando la apruebas.... y luego ya no la usas y cae en el olvido.

Todo lo que estudies, si no lo usas, cae en el olvido... pero una cosa queda: Tu alma ha aprendido a sacar los problemas adelante. Para eso vale un a carrera.
APRENDE A SALIR DE LOS PROBLEMAS.

Dedicado a Martina, por preguntar.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO