REFLEX:Naruto capítulo 17

>> martes, noviembre 01, 2005

Este finde me dió por ver una serie japonesa (pero sustitulada en cristiano) de dibujos. Un amigo me dijo hace un año que la viese... y no se porqué, me la he encontrado y la he visto ahora. Me ha hecho ilusión verla, porque me ha recordado cuando estaba deseando ver los capítulos de "Los caballeros del Zodíaco" o de bola de dragón.

La cosa es que se dijo una cosa en uno de los episodios que me gustó para pensarlo:
Lo más doloroso que alguien puede sentir: El sentimiento de que no eres necesario para nadie en el mundo.

Es una sensación que tengo desde hace mucho tiempo. Me he cansado de la frase "nadie es necesario". Pues no estoy de acuerdo. Todos somos necesarios. El problema estará cuando alguien se quiere hacer necesario por una habilidad. Tengo amigos que me superan en todo. De hecho, creo que todo el mundo me supera en todo. ¿Por eso debo considerarme, pues, inferior?

Quizás por eso me entrometo en todo: quiero encontrar mi habilidad. O quizás ¿será mi habilidad entrometerme?. Pero ¿qué gano con ello?.

En la pascua de este año, comenté por primera vez este problema. No me siento necesario para nadie, y me gustaría serlo para alguien. Alguna vez me he confundido con querer una novia, o con mostrar una habilidad para ver que puede serle útil a alguien.

Pero no, no tengo ninguna habilidad que me sobresalga. Dios quiere que aprenda cosas, pero cuanto más vida llevo, más cosas veo que debo aprender. Tengo la sensación de quedarme atrás.
Saber si uno es necesario me recuerda a la peli navideña (no recuerdo el nombre), en la que un angel muestra el pasado como si no hubiese existido y el futuro sin él. Debe tener mucha gente esta sensación: la necesidad de ver qué pasaría si yo no estuviera. ¿Lo has pensado tú alguna vez? Yo si... y creo que no cambiaría nada a simple vista. Pero ¿a la vista del corazón?

Me lo han dicho: quizás, para lo que valgo es para levantar una pequeña esperanza en alguien. Y ese alguien, movido por esa pequeña esperanza, encuentre esa persona habilidosa en la que se fije. Esto podría ser verdad, pero es como educar a un niño y que se lo lleven de tus manos aún joven. Me gustaría darme cuenta de eso, si es así, por darle un sentido más claro a mi vida.

Para mi, la gente es muy necesaria. No necesito ni siquiera verlas, pero de continuo me acuerdo de ellos. Algo me ha pasado en mi vida con esas personas que me ha ayudado. Y precisamente me han ayudado en lo que no presentan habilidad alguna. Quizás, a ellos les pasa lo mismo.


Los niños tienen la habilidad de pensar las cosas que los mayores ignoran.

PD: Lo dicho aquí, no es con todo depresivo, sino de duda. Me preocuparé el día que no dude de mis cosas, en el sentido de dejar de pensarlas.

1 han cogido un SUGUS:

Borja miércoles, noviembre 02, 2005 6:58:00 p. m.  

Sergio, hay muchas pelis en las que se mira el pasado para ver lo útil que es uno: yo ahora recuerdo dos: que bello es vivir y family man, aunque en esta última cre que la historia era más bien de un tío, que tenía la oportunidad de tomar otra decisión en su vida en favor de su familia.

Por lo demás, que tontería eso de que no tienes habilidades: eres un pesao, sabes desafinar la guitarra, limpiar los platos, tocar los...; en q más eres bueno?, mmmmmmmm, tío, a ti lo único que te hace falta es ve la tele y dejarte de profundeces.

Publicar un comentario

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO