A veces tengo una sensación...

>> sábado, octubre 13, 2007

A veces tengo la sensación de que Dios me pone en un momento y en un lugar para que haga algo. Y es cuando hay un tema que sólo yo puedo sacar. Es como una canción que cantamos en el coro: "Déjame ser tu instrumento". Lo único que yo puedo hacer es hablar... y eso es algo que se me da mal. Sobre todo porque no se transmitir correctamente lo que pienso.

Aún es peor si me meto en temas que a la gente le da pánico: La muerte. Creo tener una idea muy distinta que el resto de los mortales. Yo no tengo miedo a la muerte. Es más: a veces mi miedo es precisamente pensar con tanta seguridad que "no tengo miedo". Esto es debido mi seguridad con lo que pasa después de la muerte. Podría decirse que me siento feliz por la gente que pasa a "ese lado": somos nosotros los que, egoistamente quizás, lo pasamos mal por pensar que no volveremos a verlo. Eso es mentira. ¡Claro que lo veremos!, y como nunca: en completa felicidad y amor.

Pues en dos días seguidos, he hablado con dos personas sobre uno de mis temas favorito: La muerte y el purgatorio. Y precisamente a dos personas afectadas por esta situación inminentemente. ¿Casualidad? Creo que no. Porque cuando hablo de estos temas, lo enfoco con una gran alegría. Quizás Dios quiera que transmita mis pensamientos individualmente y a ciertas personas en el momento adecuado... quizás... Algún día podré preguntarle si esa fue la intención.

3 han cogido un SUGUS:

celeste sábado, octubre 13, 2007 10:50:00 p. m.  

Nada ocurre por casualidad. Pero cuidado,...una de las tentaciones de hoy en día es pensar que todo el que muere descansa en paz, o está en el cielo, o en proceso como es el purgatorio.
Las almas del purgatorio dependen mucho de nuestras oraciones y de nuestros sacrificios a ellas, si pensamos que todo el mundo está bien, nos olvidamos y no hacemos nada. Al igual q es otra tentación, pensar que todo el mundo se salvará!es decir, que irá al cielo, porque así dejamos también la oración y el ayudar a los demás para que vayan por el camino correcto.
Tenemos una gran responsabilidad, me encanta eso de predicar la misericordia de Dios, es decir, todo lo q puede hacer para llevarnos al Purgatorio, pero aunque suframos en él tenemos la salvación segura, pero no nos olvidemos de estar en vela, como decía ese pasaje de la Biblia, porque no sabremos cuando ni dónde.

¡Un saludo muy grande!

Sugus domingo, octubre 14, 2007 12:35:00 a. m.  

Ummm... a ti nunca te conté el concepto de purgatorio que tengo en mi cabeza.

Todo el mundo se salvará. Sí, eso creo. Para eso Dios es misericordioso. Si no lo fuera... me da que no nos salvábamos ninguno. Y el purgatorio no es un sitio triste, para mi es un sitio alegre. Y salvarse es algo que depende de nosotros. Pero no me gusta la palabra "salvarse". Suena que estaba en una situación muy mala y por los pelos la superé.

Es muy largo para contarlo en un mensaje: pero creo que lo enfocas de forma que parece, quizás, un poco triste, o agobiante,o que da miedo. Mi pensamiento es más alegre, y no prescinde de la oración: sino que le da un sentido de amor. Ufff... que dificil es por aquí. Un día te pillo por banda y te lo cuento.

¡Un besote! (Y mas te vale mandarme besotes en vez de un saludo!!!! que me enfado!!!)

celeste domingo, octubre 14, 2007 1:23:00 a. m.  

"Todo el mundo se salvará", si esto fuera así...¿Para qué Dios entregó a su Hijo? ¿Para qué vino?
Lo dice en la Biblia: vino para salvarnos del pecado del mundo.
No sé como explicarte, para que no suene con poco amor jeje, todo lo contrario.
¡Claro que existe la misericordia de Dios!Y no nos imaginamos cuanto,...Es tanta, que no nos podemos ni imaginar, es tanto amor, que nos deja libertad para que elijamos estar con Él o no.
En el purgatorio se sufre, no porque Dios nos haga sufrir, sino porque el purgatorio es un sitio para "purgar" para limpiar todas nuestras faltas. El sufrimiento viene por el retraso de no poder estar plentamente con Dios por esas faltas, y esas faltas son comentidas por nosotros mismos, no porque Dios nos haya castigado ni muchísisisimo menos. Tú mismo leístes a María Simma...La palabra salvar no la utilizo yo porque quiero, sino porque la dice una y mil veces Jesús.
No pretendo dar miedo tampoco. Pero al que se le ha dado todo, se le exigirá todo.
Si quieres un día hablamos más tranquilamente del tema.
Un besoteeeeeeeeee!jeje

Publicar un comentario

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO