Una biblia ¡que se entiende!

>> martes, octubre 17, 2006

En la última misa en la iglesia de La Paz nos hicieron a Laureano, Manolo y a mí una Biblia Latinoamericana. Va a parecer una tontería, ya que estando de misión podría decirse que era un regalo lógico. Pues en ese momento, era el regalo que quería.

Llevaba tiempo buscando una biblia pastoral, es decir, que explicase de forma sencilla el evangelio a que fuese rigurosa en sus explicaciones. Y aquí estaba la Biblia Latinoamericana.

Esto es como una asignatura: dependiendo del profesor te apasiona o no llegas a entender nada.


Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO