Los peligros de Arquitectura

>> domingo, diciembre 09, 2007

No hay maqueta sin sacar tajada. ¿Mande? Que no hay maqueta sin sacar tajada. Estoy tranquilamente haciendo mi maqueta y acabándola -suelo tardar 12 horas con cada maqueta- cuando me pongo a pensar "Que bien, no me he pegado los dedos y cortado el brazo".

Claro que... dicho y en el último corte -REPITO, EL ULTIMO CORTE- Voy y le meto una tajada a mi dedo índice. Pero no una pequeña sino UNA GRAN TAJADA. Vaya -que escalofrío- pues no, porque a mi la sangre y los dolores me la repanpinflan. El problema fundamental era parar la sangre. Fíjate: la mesa llena de sangre, el pasillo... el baño.... Y yo echando alcohol al dedo y eso no paraba. Total: me puse tres tiritas a presión y al final paró.

¿CONSECUENCIAS? No, no puedo hurgarme la nariz. Tampoco escribir a ordenador ágilmente. Pero lo mas grave es que ¡NO PUEDO TOCAR LA GUITARRA! Claro... porque antes, como para la guitarra es tan importante la derecha como la izquierda...

Buaaaaaaaaa... ¿porqué me tienen que pasar a mi estas cosas? Buaaaaaaaaaaaaa

Estado en el que se quedo la maqueta en la tragedia.

Última hora: Cuando me he duchado tenía complejo de estátua de la libertad.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO