REFLEX: Sobre las contestaciones

>> martes, mayo 31, 2005

Resulta que tengo un amigo que experimenta una misma sensación que yo he experimentado varias veces en mi vida: las contestaciones.

En un ejemplo, me refiero con las contestaciones a la necesidad que tiene una persona de recibirlas por parte de alguien, de "buscar" ese detalle. Imaginemos que has amado mucho a una persona, con la cual no estas pero deseas estar con ella. Llega un momento en el que quieres llamar su atención porque notas que no te ha prestado o requieres llamar su atención. Para eso escribes cosas, comentas con amigos, le hablas.. pidiendo indirectamente esa atención.

Yo, en su día, me llevé intentando hacer eso: Escribir cartas, mensajes... con tal de recibir una respuesta de ella, como pidiendo que vuelva a ser yo su centro de atención. También se puede decir esto en una situación en la que deseas a una persona, sin haber estado con ella.

Pues bien ¿es bueno recibir una respuesta? La estas esperando, con miedo, con angustia, deseas que se haya preocupado por tí pero ¿es bueno?. Creo que normalmente no. Si la otra persona no ha contestado a las "indirectas" es porque sabe que haciendolo puede empeorar la situación y hacer que te comas el coco por cosas que no son. Pero tambien llega el momento en el que no puede rechazar dar una contestación simplemente por humanidad: la amistad, solidaridad, necesidad de ayuda...

Al recibir la contestación, te puedes sentir un poco mejor inicialmente... pero luego volveras a querer más contestaciones, a pensar cosas que no son, ideas que no llegarán.

No podemos depender nuestra vida de una contestación... pero debemos aprender a controlar lo que significan... ¡cosa harto dificil!, porque quizás mi vida necesita... no tener contestación.

El que lo lee sabe a quién le hablo. Un abrazo, campeón.

1 han cogido un SUGUS:

DjRaveN martes, mayo 31, 2005 2:20:00 p. m.  

jejejejeje *-) eso va por el de mi lado no?? jejejejeje
es cierto que las contestaciones te agobian y te hacen aveces sentir peor.... pero tambien es porque no sabes preguntar correctamente... :) o tienes miedo a hacer esa pregunta que tanto temes que te respondan... y resulta que cuando te responden a esa pregunta te puedes sentir la ostia d bien :) pero hay que saber preguntar :P jejejeje eso he aprendido yo... porque tenemos la mania d asociar esas cosas que queremos que nos respondan a cosas que no son.... :) dado que nuestra mente es muy compleja... y tiende a llevarnos a esas situaciones mas agradables a nuestra mente.... pero tambien tiende a llevarnos a las que mas panico nos dan.... :)
por eso te digo Sergio... haz la pregunta correcta y obtendras respuesta :) como yo siempre digo... Dios sabe claramente lo que pensamos... y cuando le preguntamos las cosas de forma indirecta o de forma incorrecta nunca obtenemos respuesta... sin embargo cuando hacemos la correcta si que obtenemos contestacion ;) sino pruebalo... :)

Publicar un comentario

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO