Carta semi-abierta a un JJVV*

>> martes, mayo 18, 2010

Ya está, ya lo hice cuando debía hacerlo.

Lo tenía pendiente desde que me lo dijiste la primera vez aquí. Pero mi memoria es mala y olvida si no apuntas las cosas. Así que me lo volviste a decir con un correo encriptado que he guardado hasta hoy:

El numero de cuenta: HACIA RUTAS SALVAJES, de Sean Pean (Into the Wild).
La peli: 0000 00 00 000000000000 (y no es sobre un matemático).
Un abrazo
Y como te lo debo, te comentaré lo que me ha gustado y lo que no.
_____________________________

Si, estoy cansado de la hipocresía de la sociedad. Como le decía a su amigo el granjero: "Quiero estar sólo [...] quiero vivir y disfrutar [...] huir de esta enferma sociedad. ¡La sociedad! Porque ¿sabes lo que no entiendo? No entiendo porqué la gente... porqué todas las putas personas tratan tan mal a los demás y tan a menudo, joder. No le encuentro ningún sentido: la condena, el control... todo eso, todo el espectro. [...] Hablo de padres, hipócritas, políticos, capullos..." (min.45)

Y sí, mi pensamiento va por ahí: estoy cansado de familia malévola e hipócrita, de amigos que no le importan hacer daño con tal de mantener su bienestar, de gobernantes haciendo uso de un sistema para mantener dinero y separaciones, de dinero, de avaricia, de personas que no permiten el cariño, que no entienden que el amor es algo de todos, cansado de sacerdotes que viven en una empresa y de que la gente se crean que son sagrados por haber estudiado teología, cansado de gente que se cree que elige a sus políticos, y que en esa elección piensan sólo en si mismos y no en los demás, cansado de democracia de masas, fronteras, de las diferencias, de que unos manden sobre otros, cansado de que parece que no hay moral, que no hay amor, que no hay paz... y supongo que es la razón por la que quiero cambiar, hacer algo distinto, alejado de todo. No es huir, es simplemente es porque estoy CANSADO. Y necesito descansar, para volver al tajo.


En otro fragmento, dice: "...he vivido muchas cosas y creo que se lo que se necesita para ser feliz. Una vida tranquila y alejada en el campo, con la posibilidad de ser útil a otros personas con las que resulta fácil hacer el bien. Y que no están acostumbradas a que las ayuden. Quizás un trabajo que sea de algún provecho, y luego descansar, la naturaleza, libros, música, el amor al prójimo... Esa es mi idea de la felicidad. Y para culminar todo lo anterior, que usted fuera mía y que tuviéramos hijos tal vez ¿qué más puede desear el corazón de un hombre?". (min.43)

Parece una utopía. Quitando el final (no me gusta eso de "que usted fuera mía", es un acto posesivo), el resto me recuerda a cuando conozco a la gente. Al principio las situaciones suelen ser así: le gusta que les escuches, que les cuentes tus aventuras, que seas amable, que ayudes en cosillas... pero con el tiempo te conocen y lo bueno parece que se esfuma. Quizás es la razón por la que debo alejarme de las personas, demasiado tiempo con las mismas acaban quitándole la buena sensación inicial. Me duele que lo mejor sea cuando te conocen poco. Quizás por eso me guste conocer a muchas personas en poco tiempo y en muchos lugares.

Ahora entramos en el apartado de la chica. ¡Vaya!, este punto me recuerda a mi: conoces a una niña tierna, cariñosa, bella... pero con un salto mental de edad y engañada por la sociedad (¿y quién no?). Cualquiera en la película hubiese dicho "¡líate con ella!", pero yo me he visto reflejado en el chico, y me ha encantado la reacción de no liarse con ella, sino proponerle algo mejor: hacer un proyecto juntos. Este punto es el que me gusta: hacer proyectos juntos.

Y el consejo que le dio al partir también me entusiasmó: "Y no lo olvides, si quieres algo en la vida, ve a por ello". En mi caso, yo he querido cosas y he ido a por ellas. Me refiero al ámbito de mis ilusiones, porque en el amoroso soy torpe: quizás sólo he estado con una chica porque sólo una "vino a por mí".

La conversación con el viejo Ron, lo que le dice al chico, refiriéndose al daño que tenia dentro debido a "La sociedad" : "Cuando perdonamos, amamos." (1h59m) y la película concluye con un "La felicidad sólo es real cuando se comparte".

Quizás estoy mezclando dos cosas: la necesidad de encontrar un objetivo concreto en esta vida y la de meditar sobre el comportamiento humano. Yo no estoy rechazando al ser humano, pero sí que necesito un tiempo de descanso para meditar sobre él, para descansar y para perdonar. Aunque -a veces- no he visto el perdón como un "continuar como antes" sino con un "ya no tienes nada que aprender de mi ni yo de ti ". Es un final. Los finales los he acabado pidiendo perdón, aunque supiese que no era yo el que tenía que pedirlo.

En un futuro quiero quitarme mis miedos interiores. Ahora mis miedos están en que lo único que me queda de mi familia, mi madre y mi hermano, (realmente lo único que considero familia) consigan su momento de paz, que será mi paz. Cuando acabe esa etapa, me plantearé el poder vivir mi libertad, quitarme los verdaderos miedos: el miedo a no ser aceptado, a que no confíen en mi, a no confiar yo mismo en mi propia fuerza, a creer que dependo siempre de alguien o incluso que dependo del dinero...

Quizás mi estado natural es el estar siempre viajando, sin tener un lugar donde volver, pero siempre a donde ir... por eso me quiero cruzar japón, y cada día con más ganas de hacerlo sólo. Y más adelante, aumentar el grado de aventura.

Sí, mi vida ahora se basa en la AVENTURA.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO