Rencor

>> miércoles, septiembre 10, 2008

Estaba en el supercoro el domingo, cuando escuchando la homilía de Pineda, dijo algo así, que yo ampliaré con mis palabras:

El odio es como el amor: no se puede borrar. Quizás te olvides de ello, pero eso no quiere decir que lo borres.

Cuando alguien hace algo malo a otra persona, hace doble daño: Porque introduce en la persona a la que ha hecho daño otro mal: el rencor. Aunque le perdones, aunque volvais a ser amigos, siempre tendrás ese rencor dentro.

Lo peligroso puede ser usar ese rencor para hacerte una capa de protección contra el amor. "Como ya amé una vez.. y me hicieron daño, me protejo contra el amor". Total: no dejar a los demás que te amen.

Yo digo que te dejes. Y encima digo que te volverán a hacer daño. Pero ¿acaso no es mucho más fuerte y puro que te amen a cambio de ese poquito de dolor?

En la homilía el sacerdote contó una anécdota: Hay una tribu en África que, cuando alguien hace algún mal en la comunidad, se reúnen todos y deben estar dos días -todos los miembros- diciendo cosa buenas sobre el que ha hecho el mal. Sólo buenas. Así hasta que toda la tribu ha hablado. Fíjate que forma de recuperar el daño.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO