Un sacerdote

>> domingo, julio 22, 2007

Un sacerdote no es una persona perfecta. Comete sus errores y tiene defectos. Pero no creo que un sacerdote lo sea cualquier persona. Ni siquiera pienso que todos los sacerdotes puedan ser llamados sacerdotes.

Sé que no lo parece, pero conozco a muchos sacerdotes debido a que he estado en muchos sitios: desde el Opus Dei, Jesuitas, Redentoristas, Pasionistas (este último es el único que ha visitado mi casa). Y voy a atreverme a comentar sobre lo que es para mí un sacerdote.

Un sacerdote es una persona que tiene el Amor como objetivo en su vida. Quiere fomentarlo y es nexo de unión cuando hace falta el amor. Comete errores, pero sabe que debe pedir perdón. Debe tener muy claro que NO es un ser superior al que se debe servir: mas bien está hecho para servir (recordad a Jesús lavando los pies a los discípulos). Erróneamente se puede confundir el "magisterio de la Iglesia" con que ellos son superiores.

Un sacerdote debe abarcar todo tipo de personas. No debe centrarse en un "grupo preferido". Debe saber dar oportunidades a todos, confiar en ellos y apoyarles.

Lo que no debe hacer un sacerdote es rechazar a personas. Aunque estas personas lo rechacen también, él debe dar ejemplo de lo que es, y para lo que vive: debe ser una persona excepcional, que demuestre su propio objetivo en la vida: amar.

Un sacerdote no debe cometer el peor pecado: hablar mal de otros, querer hundir a otras personas para ocultar sus defectos.

Si un sacerdote excluye a gente, si se hace así mismo superior, si no sabe pedir perdón o si actúa con dejadez ¿acaso debo considerarle sacerdote porque tiene un "título"?

Menos mal que conozco a buenos sacerdotes, y ellos saben bien que son para mi héroes a seguir.

2 han cogido un SUGUS:

chocoboss martes, julio 24, 2007 6:05:00 p. m.  

toda la razon amigo sugus , sentirse fuera de una parroquia o escluido por aquel que debe ser el que te empuje es lo peor que puedes encontrarte en el mundo , menos mal que la fe muchas veces es mas fuerte y que no conocemos a nadie asi!

animo!!
arriba esos lazaros

celeste viernes, julio 27, 2007 5:10:00 p. m.  

Tienes razón. Un sacerdote tiene que ser ejemplo de amor incondicional, un sacerdote es el representante de Jesús en la tierra, así lo dejó Él.
Y ellos, al ser llamados sacerdotes tienen una gran misión y servicio que cumplir, ellos tienen un don que se les ha sido dado y al que tienen que responder, son los únicos que pueden convertir el pan y el vino en cuerpo y sangre de Jesús, son lo que interceden por Él en la tierra, y aunque a veces se equivoquen, aunque caigan en pecado, merecen un respeto como ejemplo nuestro de amar también incondicionalmente.
Todos somos iguales antes los ojos de Dios, pero tenemos dones y misiones diferentess como únicos y especiales. O como decían, ¿cualquier persona de la calle puede operar un corazón? No, sólo el médico, y en cambio todos somos iguales.
Pues lo mismo ocurre, cuánta más responsabilidad y don de saber tenemos, más servicio, humildad y amor a los demás.
Y si un sacerdote, no cumple con lo que Dios le ha propuesto, hay que rezar por él. Porque al que más se le ha dado, más se le exigirá.

¡Muchos besosssssss!

Publicar un comentario

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO