Proteger

>> domingo, julio 22, 2007

Vaya paliza de día que llevo. Acabo de volver del Espino* y me he echao una siesta de 6 horas. Mi frigorífico se quedó sin luz, luego todo en el estaba podrido... ¡limpieza y Burrikin!.

Tomándome la hamburguesa (es mi comodín cuando no tengo comida en el frigo), me pongo a ver una de las series anime (Bokura ga ita). En ella se habla de la necesidad de proteger.

Lo que más me gusta en el Espino es la sensación de proteger a la gente. No tanto protegerla físicamente sino proteger su corazón. Saber que estoy cerca de tanta gente que quiero proteger me llena de felicidad.

Pero por contra, la única persona que no protejo es a mí mismo. Me hundo fácilmente cuando me entero de que alguien "no me traga". Sobre todo cuando soy consciente de que no he hecho las cosas con maldad, sino por amor. Esta es la única pregunta que no he sabido responder: quererme a mi mismo.

Y entonces aparece la eterna pregunta ¿será que la felicidad no la puedo encontrar sólo conmigo mismo? ¿será que requiero alguien permanentemente a quien proteger?

Marta Iglesias dijo las palabras más importantes que he oido en el Espino: Primero hay que arriesgar y luego hacer las cosas en comunidad. Admiro a Marta, pues hace todo con humildad y paciencia.


*Misión de Jóvenes Redentorista

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO