Cataplof

>> miércoles, julio 04, 2007

A mi las cosas no me pueden pasar de una en una. No: me pasan de tres en tres, y en el mismo día. Dos de ellas eran estas:

Llevaba desde hace años queriendo organizar el grupo de chavales en el Espino. Organizar no es hacer de dictador, es queriendo hacer algo diferente... que todos, sin nadie al mando, tengan opinión; y que todos se sientan iguales. Después de muchos meses queriendo hacer las cosas con antelación para que no salga mal... en el último momento lo anulan. Así... sin más. A tomar por saco mi Espino.

También me iba apuntar a hacer el camino de Santiago... y ¡cataplof! Pues tampoco.

Y una tercera cosa que... cataplof.

Las cosas, cuando me vienen de 3 en 3 es cuando les pongo mucha ilusión. Para mi desgracia, soy una persona que no genera confianza. Cuando alguien me pide un favor sencillo... suele llamarme para saber si lo he cumplido. Nadie me pide que me responsabilice de algo, excepto si ese algo no tiene importancia si se hace o no.

Observando mi ambiente, creo que he podido sacar la conclusión de que debo cambiar de ambiente: Si estoy en un sitio donde cuando hablo, no se me escucha; cuando propongo, se lo toman a risa, siendo mi idea no es menos estúpida que el resto de las propuestas. Cuando mi opinión resulta molesta ¿no debería cambiar de ambiente?

Y si me pongo a buscar dónde se me tiene en cuenta, desinteresadamente, saco la conclusión que no es en mi ambiente habitual. Ea, pués, ¡cambia de ambiente!. Tampoco puedo, pues tengo compromisos que quiero cumplir.

Al final... tengo que tener paciencia y hacer los cambios poco a poco. ¡Con lo impaciente que soy!

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO