ARQ: Mirando al norte

>> lunes, diciembre 18, 2006

Hoy me he quedado feliz y sorprendido en clase. Por una vez, la primera desde que estoy en arquitectura ¡me han elogiado los profesores por mi trabajo!.

Y no sé cómo explicarlo. Es la séptima entrega del proyecto, y apenas os he enseñado el resto de entregas. El proceso es muy largo, y como sé que puede aburrir, os pongo la última aquí para que curiosieis:


Y es que yo, que no suelo tener la autoestima alta, necesitaba que alguna vez me dijesen lo que me han dicho en clase. De hecho, iba con un poco de miedo a la entrega... porque normalmente me hunden a tortas. Pero estas profesoras que tengo ahora, Almudena e Irene, deben ser las primeras que HABLAN CLARO en proyectos. No se andan por las ramas y conocen lo que saben y lo que no. Para mi, un comportamiento EXCELENTE, porque me ha ayudado a mejorar. Normalmente los profesores de proyectos te hunden pero no te ayudan a salir a flote. Y es más: no se responsabilizan de lo que han dicho. Estas profesoras no: saben lo que han dicho, reconocen los esfuerzos y.... me encantan. Me siento feliz.

Creo que soy una persona que sólo puede mejorar con la buena fe de los demás. Y esto no me suele pasar mucho.

2 han cogido un SUGUS:

Dianiya martes, diciembre 19, 2006 1:22:00 p. m.  

Yo empiezo proyectos en febrero!! madre q miedo me da... ta mu xulo el tuyo jeje.

1 besazo!

Sergio martes, diciembre 19, 2006 4:32:00 p. m.  

Pues proyectos es la mitad de la carrera. De hecho, mucha gente deja proyectos para dedicarse al resto de asignaturas o al revés: dejan el resto para dedicarse a proyectos.

Y es que para hacerla tienes que tener ideas felices, o dedicarte a pensar y dibujar mucho.

Un besote, preciosa. MUUUUUUUUUUUUAKS!

Publicar un comentario

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO