La cultura de la botella

>> sábado, junio 05, 2010

  • Así estaba mi facultad al día siguiente de un botellón llamado "San Cemento".
  • Mientras que no-se-cuantos borrachos estaban fuera de la facultad, yo estaba en clase donde faltaban más personas de lo normal. Los que estábamos veíamos la situación indignante.
  • Este tipo de actos sí que deberían estar prohibidos. Mucho joven ecologista, mucho hablar de respeto a las ideas (que mas bien significa que sólo respeta las ideas de extrema izquierda o libre albedrío sin respeto a los demás) y después montan esto.
  • La culpa no es de los jóvenes. La culpa es de un sistema que te llena de leyes y de edificios las ciudades, con lo que no tienes sitio ni derecho para subirte a un arbol a jugar: por prohibido, sobre-protección y por hegemonía del coche en las ciudades.
  • Con lo que me divertía yo haciendo cabañas en el campo, arañarme por hacer el cafre en los columpios... o jugar a un juego de mesa. Y todo sin borrachos asquerosos, sucios que les gusta divertirse siendo como no son.
  • Asco de sociedad.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO