Por un hombre bueno

>> viernes, abril 01, 2005

Hay pocos deseos que le haya pedido directamente a Dios. Creo que han sido tres en mi vida. No son deseos materiales, son cosas que realmente veía necesario pedir, y para ellos estaba la oración. Uno de ellos era poder ver al Papa. Juan Pablo II ha sido una persona de referencia en mi vida. Tanto por lo que ha hecho en el mundo, tantas cosas que ha querido arreglar (provocó la caida del comunismo), tanto que ha querido a los jóvenes, tanta devoción a María (incluso la virgen de Fátima habló de él)...

Es una persona que lucha por la vida, aún siendo Papa, siendo sucesor de San Pedro, sigue agarrandose a la vida. Cada vez que se pone enfermo... pues me entra una tristeza enorme, pero es un Papa que tiene 25 vidas o más, ya que le ha pasado de todo, desde atentados hasta ataques a la Iglesia.

Una de las cosas que pedía era rezarle a la virgen, y muchas veces le veía con el rosario en la mano. La oración es una parte importante del cristiano. Yo suelo decir que tengo super-poderes, y son la oración.


Mi deseo se cumplió... y el día que le ví fue el día que cambió mi vida, porque ese día me pasaron demasiadas cosas: Corté un gran trozo de mi anterior vida, con dolor por las circunstancias del momento. Y gracias a que soy cristiano, sobreviví. Este Rosario fue entregado en Madrid a todos los que fueron a ver al Papa, y es con el que duermo todas las noches. Y con este Rosario hago ahora Oración por Juan Pablo... porque lo necesita él y yo.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO