Segovia 3: La catedral

>> sábado, noviembre 15, 2008

Una de las cosas que más me gustó del viaje a Segovia era la persona que nos llevó a ver todo los "escondrijos" de los monumentos: Antonio Ruiz. Fué mi profesor de Historia del Arte y le admiro una barbaridad, porque consiguió llegar a comprender y amar el arte cuando antes yo lo aborrecía (es la diferencia entre buenos y malos profesores: los mejores consiguen arreglar lo que los malos estropearon).

Esta primera foto es única: pues la hice desde el campanario de la Iglesia de San Miguel: donde nadie tiene acceso. Antonio Ruiz me dijo: "Sube por aquí, abre una rejilla vieja y llegaras al campanario. Desde allí podrás hacer una de las fotos más hermosas de la catedral")

Entre las miles de curiosidades que nos contó os pondré dos:

La primera es la piedra más pequeña colocada en una catedral. Si veis la foto, era tan admirada la perfección de la obra, que la gente tocaba y besaba la piedra. Podeis observar como está desgastado el trozo de baldosas de tanto manusear:


Aprendí tambien que antes las catedrales se construían según el tamaño de las tumbas: pues todo es suelo de la catedral eran tumbas. Pero debido a los malos olores que generaba y lo molesto que eran los enterramientos durante la misa, se hizo una ley que "inventó" los cementerios y entonces taparon el suelo de la catedral con una solera.

Los asientos del coro, con un tallado en madera diferente e increible.


Tambien vimos los planos originales de la catedral, de 1630, pero no pude hacer fotos.

Publicar un comentario en la entrada

Usted ha solicitado comerse un sugus. Inserte su motivo:

Sugus de Piña... desde 2004

Volver al PRINCIPIO